lunes, 8 de septiembre de 2014

Se va de las manos

Vivimos en un mundo controlado por lo políticamente correcto, en el que cualquier retrasado que se ofende por cualquier bobada puede joderte la vida. La libertad de expresión por la que tanto lucha la gente la está matando lo políticamente correcto. Es un hecho, yo soy una persona muy directa y digo cosas que no gustan, y es sobre todo porque hoy en día, hay ciertas cosas que están muy mal vistas aunque sean la puta verdad. Me centro en un grupo determinado de la sociedad a partir de ahora.

Las "feminazis" las voy a llamar. Quiero decir, que cualquier mujer inteligente, debería estar asqueada del comportamiento de estas compañeras de género. Toda la lucha justificada por los derechos por los que las feministas bregaron desde la mitad del siglo pasado y antes, se ve empañada ahora por cosas tan absurdas como el uso del lenguaje que lleva eónes sin molestar a nadie con dos dedos de frente o la queja por nimias insinuaciones o frases desafortunadas. Sí, esto es para quejarme de lo del Speaker del BEC, del Mundo Basquet 2014. Las declaraciones del señor Olías de Lima, según cuentan las cheerleaders afectadas y las otras cheerleaders, las habituales del Bilbao Basquet, que también estaban presentes, no fueron ofensivas y no les parecieron denigrantes. Aquí está el verdadero problema. Las "feminazis" actúan como abanderadas y adalides de la defensa de la integridad y libertad de las mujeres, sin comprenderlas.

Como es bien sabido, no hay dos mujeres iguales, eso se nso dice mucho a los hombres. Pues bien, éstas señoras, por llamarlas de una manera educada, deciden por las demás mujeres lo que deben o no respetar, o lo que les debe parecer o no bien, en suma, deciden por ellas. Les quitan su libertad, en base a unos principios radicales, de odio y resentimiento por una historia machista que no han vivido. Esto, señores, no hace más que crear crispación, rechazo y odio. No es ni mucho menos la mejro manera de representar a la mujer moderna e inteligente en la sociedad. Por suerte, muchas de vosotras lo sabéis y sois personas razonables, reflexiva y sabéis distinguir perfectamente qué es el machismo y lo que no.

Las chicas inteligentes no ven nada malo en el uso del lenguaje o similares batallas contra enemigos imaginarios que "feminazis" aburridas y neuróticas se empeñan en librar. Los problemas de la mujer hoy en día son mucho más serios que esos. Aun no se ha conseguido la igualdad laboral total, por ejemplo. Tampoco el respeto total, ninguna mujer, por muy desnuda que vaya por la calle pide que la violen, y eso hay que hacérselo ver a muchos todavía. Eso sí, no es machismo, sin un delito de violencia, creo yo. Yo creo que si os vestís de determinada manera, os vamos a mirar, eso está claro y la que diga que no, o es una hipócrita o muy ingenua. Yo si me saco los huevos y voy así por la calle, aunque sea para decir qué desagradable, lo vais  a mirar. Pues señoras, si vais con un pantaloncito enseñando media nalga, las piernas, un buen escote y demás, es normal que miremos. Lo lleváis al descubierto en la vía pública y mirar no es ningún delito. Deciros algo por ir así, es una falta de respeto, muchas podéis tomároslo mal, a otras les puede gustar, (aunque esto último, creo que depende mucho de quién os lo diga, si yo te digo guapo por la calle soy un baboso, pero si "el tío bueno de tus sueños" te roba las bragas usadas del tendedero de la ropa es un romántico), pero no creo que sea machismo realmente, tan solo falta de respeto.

El machismo, es creer que la mujer es inferior al hombre, simple y llanamente, y querer practicar sexo con vosotras o pensar lo guapas que sois, no es veros inferiores, en ningún caso. Deciros, meteros en la cocina que solo valéis para fregar y cocinar sí. Es una gran diferencia que para mí está muy clara, parece que no es así en general.

En resumen, QUE ME TOCA LOS HUEVOS, que el mundo este lleno de gente corta de miras y susceptible, que se molesta y enfada por cosas tan nimias, que no sé cuál será su actitud hacia los problemas de verdad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada